4 diciembre, 2022

Cómo ahorrar en calefacción

¿Cómo ahorrar en calefacción? Cuando llega el invierno, una de las grandes preocupaciones es superar el frío y evitar que se note en casa, pero también lograrlo sin que ello suponga un gran esfuerzo para el bolsillo.

Ahorrar en la factura de la luz puede ser más fácil si se tienen en cuenta algunas recomendaciones básicas que ayuden a evitar los escapes de energía y que favorezcan el mantenimiento de la temperatura.

Cómo ahorrar en calefacción

cómo ahorrar en calefacción

¿Cómo ahorrar en calefacción? Entre las recomendaciones básicas para ahorar en calefacción se incluyen las siguientes.

Ventanas y puertas bien ajustadas

Controlar y revisar que no existan fugas importantes del calor es el primer paso para reducir la factura energética. Para ello, el primer paso de las tareas es asegurarse de que ventajas y puertas están bien selladas y no dejan pasar el frío o escapar el calor cuando están cerradas.

Ventilar por las mañanas

Ventilar el hogar es necesario para mantener unas buenas condiciones de higiene y limpieza, pero hay que saber cómo hacerlo sin que ello afecte a la temperatura del hogar.

Ventilar por las mañanas no solo es necesario, sino que es beneficioso. Antes de hacerlo, hay que bajar el termostato con anterioridar para evitar las pérdidas de calor y solo se subirá una vez que las ventanas están cerradas.

En el caso de días especialmente fríos, es importante tener en cuenta que 15 minutos son suficientes para ventilar el hogar.

Apagar la calefacción y ahorrar durante las horas de descanso

Es de sobra conocida que las horas de la noche son las más frías; por ello, son las que requieren más medios para asegurar una buena temperatura. Que sea necesario un buen nivel de calor, no quiere decir que haya que tener la calefacción alta.

Los textiles de cama han sido, desde siempre, la alternativa para evitar otras formas de calor durante las horas de noche: edredones, mantas o nórdicos son ahora los mejores aliados para ahorrar en calefacción durante las horas de sueño.

Para los más pequeños de la casa, y que se destapan con más frecuencia, los sacos nórdicos son la solución perfecta para que mantengan el calor por mucho que se muevan durante la noche.

Estas son algunas recomendaciones básicas sobre ahorro energético durante el invierno, que pueden suponer un gran ahorro y cuya inversión de aplicación es realmente baja.