SÍGUENOS EN LAS REDES
INFORMACIÓN
   Preguntas Frecuentes
   Envios y Devoluciones
   Aviso Legal
   Feng Shui
   Empresa
   Puntos Descuento
   Códigos Descuento
   Términos y Condiciones
   Contactar
   Añadir a Favoritos

Categorías

Últimos Posts

Etiquetas

Archivos

Cómo guardar mantas de lana

mantas de lanaLas mantas de lana son un textil cama de invierno famoso por su capacidad aislante y por lo mucho que abrigan, pero cuando las temperaturas empiezan a subir se convierten en molestas, precisamente por su capacidad de dar calor.

Así que, hay que guardarlas bien, para que cuándo vuelva el frío estén listas para usarse. De que puedan utilizarse durante muchos inviernos depende su cuidado, y el almacenaje es esencial para ello.

Cómo guardar mantas de lana

Las mantas de lana se deben lavar antes de guardarlas. Para ello, existen dos opciones, por un lado se pueden lavar a mano en un recipiente grande y con un detergente especial para lana, asegurándose de quitar todo el jabón antes de secarlas, y dejando que se sequen de forma natural y completamente, en un lugar bien ventilado pero sin que les dé el Sol directamente.

Si  no es posible lavarlas en casa en las condiciones indicadas, se pueden usar los servicios de una empresa de lavandería, en la que utilizarán los procedimientos más adecuados.

Para almacenarlas y protegerlas hasta el año siguiente, se deben usar bolsas de plástico herméticas, y se deben incluir bolas de naftalina en una bolsita o saco para evitar las polillas.

Elegir un armario de cedro es una excelente opción para almacenar mantas de lana, ya que la madera de cedro es aislante de las polillas.

En el caso de que no sea posible, se puede almacenar en otro tipo de armarios o zonas de almacenaje, siempre que se trate de zonas secas y libres de humedad.

Con estos sencillos consejos es posible guardar mantas de lana con la tranquilidad de encontrarlas en las mejores condiciones la temporada de otoño/invierno próxima.

Escribe un comentario