28 mayo, 2022

Dime donde vives y te diré qué relleno nórdico necesitas

Para saber qué relleno nórdico necesitas, se debe tener en cuenta el lugar en el que se reside o, más concretamente, las características climáticas del lugar de residencia.

En la actualidad, los rellenos nórdicos se han convertido en una de las prendas más populares para vestir el dormitorio, gracias a su efectividad para regular la temperatura corporal y a su capacidad aislante; sin embargo, existen muchos tipos de materiales de relleno y muchos gramajes y puede no resultar fácil conocer qué relleno nórdico necesitas realmente.

Qué relleno nórdico necesitas según tu lugar de residencia

qué relleno nórdico necesitas

Relleno nórdico de pluma y plumón

La mejor opción casi para cualquier tipo de ubicación, ya que se adapta muy bien a las diferentes características climáticas. Su mayor desventaja es su elevado precio, pero cuando se busca el mejor producto, hay que pensar que el duvet es una inversión.

Rellenos cuatro estaciones

De lo más prácticos en esos lugares en los que «hasta en verano, refresca», se pueden adaptar a las distintas estaciones empleando el relleno nórdico más adecuado según el frío. O, incluso, se pueden unir los dos rellenos que incluye para tener una única pieza que ofrece un gran abrigo.

Rellenos de materiales sintéticos

Una alternativa que se debe tener en cuenta cuando se vive en zonas muy lluviosas y es necesario lavar el relleno con bastante frecuencia (por ejemplo, en caso de ser rellenos nórdicos para niños). Una de las características más interesantes de estos rellenos es que ofrecen un secado fácil y rápido.

El relleno nórdico es una de las soluciones más interesantes para vestir camas, ya que además de ser de gran abrigo, se puede personalizar con fundas nórdicas de todos los estilos, haciendo que el dormitorio tenga siempre un aspecto muy actual, pero, sobre todo, que sea la solución perfecta para los meses más fríos.