25 julio, 2021

Fundas de sofá más frescas

Con la llegada del buen tiempo, apecete pasar más tiempo descansando y el sofá se convierte en el lugar perfecto en el que disfrutar de esas horas de sueño nocturno que el calor roba.

Sin embargo, algunos tejidos originales del sofás y sillones aportan mucho calor y hacen que sentarse en ellos no sea muy agradable. La solución son las fundas de sofá más frescas para hacer que cualquier sofá sea el lugar más fresco para descansar en verano.

Las fundas de sofá mas frescas

fundas de sofá más frescas

En fundas de sofá hay varias opciones para conseguir asientos más frescos y agradables incluso cuando las temperaturas son muy altas:

Foulards para sofás

La solución más ligera para vestir sofás son los foulards. Un foulard para sofá es una pieza de tela que sirve para cubrir todo o parte del sofá de forma puntual. Son textiles muy versátiles y que se adaptan a la perfección a necesidades puntuales, como pueden ser cubrir el sofá cuando el tejido da calor.

Fundas de sofá

Una pieza de tela que cubre el sofá y se adapta a la perfección a su forma y a sus características. Son la solución más conocida y, también, la más cómoda cuando lo que se busca es tener el sofá protegido durante largas temporadas, ya que las fundas de sofá no se mueven ni se caen desde que se colocan hasta que se retiran.

Salvasofás

Una solución que ofrece las ventajas combinadas de las dos anteriores, siendo más ligera y fácil de colocar que una clásica funda, pero con una mayor adaptabilidad que los plaids para sofá.

Frente al calor, las fundas de sofá más frescas se convierten en las soluciones perfectas para vestir sofás y sillones haciendo que tejidos de abrigo o pesados se escondan tras tejidos más ligeros y suaves, adecuados para soportar mejor las temperaturas más elevadas.